miércoles, 19 de abril de 2017

ESPAÑA: Reflejo de la transparencia y reputación de la industria farmacéutica (I)


 La industria farmacéutica innovadora avanza en su compromiso de apostar por una ética empresarial transparente en sus relaciones con los profesionales sanitarios y las diversas administraciones con el fin último de avanzar en materia científica y contribuir a mantener un sistema de salud vanguardista y sostenible en el tiempo. 

 Como uno de los ejes del motor económico de España, este ejemplo de modelo de colaboración público-privada debe ser, por definición, un espejo para el resto de sectores. Los esfuerzos de las compañías farmacéuticas por alcanzar estas metas son públicos y notorios en estos últimos años, como bien reflejan las iniciativas puestas en marcha por la EFPIA desde 2010 que se han visto reforzadas por el Código de Buenas Prácticas de Farmaindustria en 2014 y su reciente actualización en la que se comenzarán a hacer públicas , y de manera individualizada, las transferencias de valor entre industria y profesionales sanitarios.



Además, en la actualidad la propia patronal de los laboratorios innovadores trabaja en una guía de comunicación que enriquezca las especificaciones del Código sobre cómo deben comunicar sus socios, incidiendo en la correcta distinción entre promoción e información para garantizar el derecho y el deber que la industria tiene de informar. De esta manera se están estableciendo las herramientas concretas de comunicación periodística de las que se pueden valer las compañías para dotar a los medios y a la población de información. Es decir, continuar la senda de una relación transparente a todos los niveles.









Llegados a este punto, desde la división de Salud de  

Weber Shandwick hemos querido analizar si los grandes esfuerzos que se están realizando realmente están llegando a la sociedad. Es evidente que los últimos acontecimientos socioeconómicos –crisis financiera, inestabilidad política a nivel nacional, redistribuciones presupuestarias en materia sanitaria, eclosión del papel de las asociaciones de pacientes o la publicación de incumplimientos de compliance de algunos laboratorios– han influido en el imaginario de la población española, obligando a las organizaciones a adaptarse e incrementar sus esfuerzos en materia de transparencia. 

De esta manera, hemos realizado una encuesta de percepción a más de 30 periodistas y profesionales relevantes de la comunicación del ámbito de la salud y del sector farmacéutico , quienes son responsables de transmitir a través de los medios de comunicación el valor de las actividades que los laboratorios desarrollan en nuestro país. 
Ellos son conocedores del entorno y actúan como enlace con la población, informando sobre las actividades que se realizan en el sector.



Así, hemos obtenido una radiografía del “tablero” público de la reputación de las organizaciones sanitarias en nuestro país. 
En una época en la que la medición de resultados es clave para orientar la dirección de los planes empresariales, esperamos que esta guía de indicaciones y sugerencias de los propios medios sirva de utilidad.


Ver informe/descargar
Publicar un comentario