martes, 28 de junio de 2011

Polipíldora en marcha...


La polipíldora de Valentín Fuster, un tres en uno para reducir el riesgo cardiovascular, se empezará a ensayar este verano en miles de pacientes de Europa y América del Sur. El fármaco podría comercializarse a finales de 2012


Día 25/06/2011

Si millones de personas en el mundo necesitan tomar a diario fármacos para combatir la hipertensión, el colesterol y la obstrucción de las arterias, ¿por qué no combinarlo en un único comprimido? Esa fue la idea que el cardiólogo Valentín Fuster lanzó hace once años y ahora empieza a dar sus pasos más firmes. La polipíldora, ese «tres en uno» que reúne en una única pastilla una aspirina, una estatina para el colesterol y un antihipertensivo, empezará a probarse a gran escala en Europa y América del Sur.


Miles de pacientes, entre ellos varios cientos de españoles, la tomarán de forma controlada a partir de este verano. Será la prueba de fuego para un fármaco que desarrolla el Centro Nacional de Investigación de Enfermedades Cardiovasculares (CNIC), el Hospital Mount Sinai de Nueva York y el laboratorio Ferrer bajo la batuta de Fuster. El ensayo clínico será el mejor examen para responder, sobre todo, a cuatro interrogantes: ¿puede una sola pastilla tener el mismo efecto que los tres fármacos por separado? ¿logrará que los pacientes cumplan mejor con el tratamiento médico? ¿qué reducción del colesterol y de la tensión arterial tendrá en personas con riesgo cardiovascular moderado? o ¿puede haber interacciones inesperadas? Lo que sí se tiene claro desde el comienzo es que la polipíldora no está pensada como un seguro de vida para personas sanas. «No está justificada en prevención primaria, sino para quienes han sufrido un problema cardiovascular y están obligadas a tomar varios medicamentos para prevenir un segundo infarto», explica Fuster.

Más


Ver también

POLYPILL avanza (III)

Publicar un comentario